En este blog se describe algunas rutas alrededor de Fuentes de Peñacorada, pueblo que pertenece al ayuntamiento de Cistierna, situado en la montaña oriental de León.

viernes, 22 de octubre de 2010

La Huella de las Legiones


Por Marius van Heiningen.


La ruta "La Huella de las Legiones" es una ruta de senderismo que comienza en la curva de entrada del pueblo de Fuentes de Peñacorada. Es una ruta circular que nos lleva hacia la Collada a la Mata de Monteagudo en dirección sureste. Allí se encuentra el paraje El Campurrial, situado a pie de la cumbre más alta de Peñacorada (1835 metros de altura), donde se encuentra el castro vadiniense Peña el Castiello. La ruta está descrita en sentido contrario a las agujas del reloj, lo que no debe de impedir al lector de realizarla al revés, si más le conviene.

Durante gran parte de esta ruta andamos por encima de unos caminos empedrados de origen romano. Especialmente en el quinto tramo el estado de conservación del empedramiento es muy bueno.

La ruta se ha dividido en cinco tramos, que en groso modo coincide con los 4 tramos descritos en la web del ayuntamiento de Cistierna. La figura 1 muestra la ruta completa. Las figuras que muestran los tramos tienen 3 líneas de diferente grosor y color. La línea gruesa en color naranja muestra el tramo descrito, mientras que las líneas finas de color rojo y amarillo indican el tramo anterior y el siguiente sucesivamente.


La figura 1 muestra la ruta "La Huella de las Legiones".


EL PRIMER TRAMO.
La figura 2 muestra el primer tramo de la ruta. El tramo comienza en la curva de entrada del pueblo, bajando por un estrecho camino situado inmediatamente detrás y a la derecha de una parada de autobuses. El tramo termina donde el pontarrón, un puente hecho de gruesos troncos de roble. La descripción del tramo se hace mediante comentarios acerca de las fotos mostradas. Su longitud es de unos 1600 metros.


La figura 2 muestra el primer tramo de la ruta.



El comienzo de la ruta, situado inmediatamente detrás de una parada de autobuses.



Bajando por el estrecho camino, con vistas hacia el sureste.



Unas praderas situadas en el valle por debajo del pueblo.



El camino ha cambiado de hormigón a tierra.



Cogemos el camino de la izquierda, subiendo por el Arroyo de Fuentes.



El camino se encuentra en buen estado.




El puente de piedra, para pasar el arroyo.



El camino entra en la Hoz.



En la Hoz el camino pasa por unos estratos de roca caliza.



Llegando al pontarrón, con vistas a la cumbre de Peñacorada.



Detalle del pontarrón.



EL SEGUNDO TRAMO.
El segundo tramo sigue subiendo desde el pontarrón hasta la collada. Hay tramos boscosos y otros con praderas, siempre cerca del fondo del valle, excepto por la última subida. Por encima de las rocas calizas, situada a la derecha de la collada (hacia el sur), se encuentra el castro de Peña el Castiello. Se trata de un castro preromana, usado por el tribu cántabro de los Vadinienses. Su longitud es de unos 1400 metros.


La figura 3 muestra el segundo tramo de la ruta desde el pontarrón hasta la Collada a la Mata.



Una parte empedrada del camino.



Praderas y bosques.



Vista hacia la collada.



Las calizas situadas al lado de la collada, por encima se encuentra el castro.



EL TERCER TRAMO.
El tercer tramo nos lleva desde la collada cresteando hacia el norte, hasta que se ve un amplio valle a mano izquierda: la pradería de Villarín. Las vistas en ambas direcciones son realmente preciosas. Bajamos hacia el valle, donde un poco antes de su terminación en un precipicio hay que coger una senda hacia la derecha. Su longitud es de unos 1100 metros.


La figura 4 muestra el tercer tramo de la ruta, entre la collada y la salida de la Pradería de Villarín.



Panorama sobre el frondoso Valle del Hambre. A lo lejos se pueden ver la Peña de Guardo (a la derecha) y el Espigüete (a la izquierda).



La silueta característica en forma de pirámide del Espigüete.



Vistas hacia el Valle de Sabero, situado en el oeste.



Cara norte de Peñacorada mostrando el hayedo.



Una senda que se encuentra un poco por debajo de la cresta.



Panorama sobre el Valle del Hambre.



Cara norte de Peñacorada y el valle del Arroyo de Fuentes, por donde acabamos de subir.



Cuando se llega a unas crestas de caliza nos giramos hacia la izquierda........



......y bajamos hacia un amplio valle con praderas, llamado la Pradería de Villarín.



Vista hacia atrás, por donde se acaba de bajar.



Uno de los inofensivos caballos que "campan a sus anchas en los territorios" de Fuentes.



Entre los arbustos encontramos un caño con agua fresca, aunque a lo mejor habrá que compartir.



A lado de la Fuente de Villarín se encuentran unos andrinos.



Vista valle abajo.



Aquí hay que tomar la senda que sale hacia la derecha.



EL CUARTO TRAMO.
Desde la salida de la Pradería de Villarín hasta el cruce con el camino que sube hasta el Castillón de Fuentes. La figura 5 muestra el trayecto de unos 900 metros de longitud.


La figura 5 muestra el cuarto tramo entre la salida de la Pradería de Villarín hasta el cruce con el camino que sube hasta el Castillón de Fuentes.



Vista hacia atrás sobre la senda que hay que coger.



Vista hacia la primera cumbre de Peñacorada (la que está por encima de Cistierna).



Un arbol lleno de líquenes.



Visto desde un alto sobre la Pradería de Villarín.



Vista desde el mismo punto hacia el Valle de Sabero.



Nos encontramos otra vez con el camino en buen estado.



Desde lejos ya se puede ver el pueblo.




Vista de una area boscosa al pie de Peñacorada.



Arriba se encuentra el Castillón de Fuentes. Las ruinas de un castillo medieval.



EL QUINTO TRAMO.
En el quinto y último tramo se encuentra el mejor estado del camino empedrado. Su longitud es de alrededor de un kilómetro. La figura 6 muestra el trayecto.


La figura 6 muestra el quinto trayecto.



El camino bordea el arroyo de Cuenjas. A la derecha, en la curva, empieza el camino que sube al Castillón.



Un conglomerado con matriz de caliza, situado al lado del camino.



Muérdago al lado del camino.



El camino va justo por encima del precipicio que se ve en el centro de la foto.



El camino con su empedramiento en muy buen estado.



Incluso con un bordillo de piedra.



Ya casi hemos vuelto al pueblo.




A la vuelta a Fuentes nos encontramos con la fuente del pueblo, Fuente del Coro, que nace de una cueva.



1 comentario:

  1. Buena descripción gráfica.
    Una Pregunta: tengo que subir al Castillón de Fuentes y no sé que camino p uede ser el mejor. Seguro que tú me puedes orientar

    ResponderEliminar